Share it:

Sight Model Lounge Party | By Icon Magazine

The Sight Model Lounge Party at CDLC Barcelona was covered by Icon Magazine. Photos by Gerard Estadella. See the original article HERE.

Modelos, talento y ‘flashes': así fue la fiesta de Sight Management en 080

El empresario y representante de modelos Eduardo Sayas reunió a lo mejor de su cantera en una fiesta con ocasión de la pasarela 080 Barcelona Fashion

sight_icon_magazine_01

Aunque el éxito merecido es algo que se cultiva cada día a base de trabajo duro, hay ocasiones en que resulta especialmente visible. Así sucedió anoche, cuando un nutrido (y muy fotogénico) grupo de personas se reunieron en Barcelona, en el marco de la pasarela de moda 080 Barcelona Fashion, para celebrar el recorrido de un proyecto, la agencia de modelos Sight Management. Fue en 2010 cuando el empresario Eduardo Sayas fundó este proyecto “como si fuera un traje a medida”, tal y como declara a ICON.

Como todo buen traje a medida, Sight mantiene plena vigencia seis años después de su confección inicial. “Tengo buen ojo para encontrar el potencial”, explica Sayas, y así lo corroboraban los modelos que acudieron a la fiesta, celebrada en el Carpe Diem Lounge Club, a un puñado de metros de la playa barcelonesa. Por allí pululaban, por ejemplo, Antonio Navas, Juan Betancourt y Xavier Serrano, tres de los modelos españoles con mayor proyección internacional del último lustro, junto a nombres al alza como Biel Juste, Axel Pons o Alexander Ardid. También hubo nombres internacionales que forman parte de su nómina de modelos representados, como Dimytri Lebedyev, Marc Zwiers o Toby James. Entre las chicas, Marina García y Armanda Barten.

Muchos de ellos están participando en los desfiles de 080 (no hay más que buscar el hashtag #SightFamily para comprobarlo), cuyo casting internacional de modelos es una de sus mayores ventajas competitivas sobre otras pasarelas, pero aprovecharon la bajada nocturna de temperaturas para acudir a la fiesta, disfrutar, bailar y posar para la cámara de Gerard Estadella. Cuando el flash del fotógrafo empezó a destellar en la noche, la concentración de fotogenia por metro cuadrado se disparó hasta niveles insospechados. Al fin y al cabo, aquello era una fiesta en plena semana de la moda, repleta de modelos internacionales que viven uno de los momentos más dulces de su carrera. Y que no estarían allí si Eduardo Sayas, ojeador experto y representante con conocimiento de causa (él mismo fue modelo), no los hubiera descubierto. La moda, la fama y las buenas fiestas son así: fenómenos aparentemente espontáneos que, sin embargo, resultan imposibles sin una considerable dosis de talento y esfuerzo.