Share it:

Sight at ‘Avellaneda, el top en el top’ | By La Vanguardia

Sight’s CEO Eduardo Sayas and Sight Models Juan Betancourt, Emilio Flores, Xavier Serrano, Axel Pons, Dimytri Lebedyev, and Biel Juste attended Avellaneda’s event at the Gran Hotel Central, where they showed part of their new Fall Winter Collection for Men.
See the original article by La Vanguardia Here.

Aunque la culpa de todo al final (y al principio) siempre sea nuestra, yo se la apunto a los demás. Me pasa a menudo, y sin ir más lejos anoche tuve otro ejemplo. Juan Avellaneda presentó, en la impactante terraza del Gran Hotel Central de Barcelona, una parte de su colección para hombre del próximo otoño e invierno.

Xavier Serrano

Xavier Serrano

Primer impacto, yo ya no tengo la culpa de no ser (tan) joven como para aplicarme las propuestas que exhibían los estáticos modelos que salpicaban el espacio: nací demasiado pronto para los pantalones pitillo de pierna casi juglaresca, para las americanas ceñidas al cuerpo y las camisas pijama en exquisitos Liberty ribeteados. Para algunos el tiempo no les importa, como al doctor Vila Rovira, cliente de Avellaneda, que lucía terno  ajustado, pero impecable, mientras comentamos, muy educadamente, la relación de su ex, la doctora Montse Folch, con Jaume Llauradó,con quienes coincidimos en los conciertos de Pedralbes. Al parecer las cosas iban bien, pero se están torciendo: tendremos una guerra de los Rose a la catalana?, esperemos que no.

Jaime Beriestain y Mathias Martín en la fiesta

Jaime Beriestain y Mathias Martín en la fiesta

Fiel a su impresionante estilo llegó Paco Gaudier, sin duda uno de los paladines de la elegancia  donde los haya. Iba vestido de Santa Eulàlia (Lluis Sans, el gran jefe de la firma estaba en París con las colecciones), donde el diseñador tiene corner, con lo que se da por sentado su impecable  presencia. La convocatoria mezcló estilos, edades y referencias, desde el nuevo empresariado catalán, como los fantásticosMiquel Suqué y Borja García Nieto o Marià Puig, con sus espléndidas respectivas, a las que hoy vamos a omitir porque era noche de chicos. Físicos como Lluís Vendrell,Carlos Arzola, Lluís Roig, Óscar Serra, Carlos Durán o Sergio Corbera.  Arquitectos como Joanpera o Lemonnier. Había notas diferenciales, como los indescriptiblesChu Uroz -que llegaba de Taichung donde firmó el vestuario para “El oro del Rin” deLa fura dels baus, con éxito, dice, indescriptible, y Aldo Comas, el simpático esposo de Macarena Gómez, a la que irá a ver a Escocia donde rueda un filme Indie de terror. Tampoco tengo la culpa (o si), de ser tan moderno como ellos, aunque me gustaría, al menos en estos dos casos.

biel-768x512

Avellaneda con Marc Forné y Biel Juste

Lo que ya me superó fue la llegada de Eduardo Sayas, líder de la agencia Sight Management con sus it boys. A eso se llama competencia desleal, porque se presentó con una colección de tops de los que ahora mandan en el mundo de la moda, escribo bien, en el mundo, todo el  mundo. Sobre sus cuerpos las mejores firmas de ropa confían su estatus. Y además son simpáticos y educados, con los que se llevan a todos de calle. Probablemente no les reconozcan por el nombre, aunque sus caras les pueden resultar familiares.

Dimytri Lebedyev, Eduardo Sayas, Juan Avellaneda, Xavier Serrano, Juan Betancourt y Axel Pons

Dimytri Lebedyev, Eduardo Sayas, Juan Avellaneda, Xavier Serrano, Juan Betancourt y Axel Pons

Juan Betancourt, Emilio Flores, Xavi Serrano, Axel Pons y Dimytri Lebedyev eran los agraciados, nunca mejor dicho. Pero eso no se hace, imposible competir (es mi culpa no haber nacido modelo?), que una cosa es verlos desfilar o posar para criticarles de lejos, y otras alternar entre el personal, luciendo, sí, luciendo que ellos pueden, las camisas pijama que serán lo más de lo más en cualquier época, que ya en esta locura climática pronto tendrán que anular las nomenclaturas y hacer simplemente desfiles sin estación, presentando abrigos y anoraks por si refresca. Vale, asumo también que no nací para modelo, pero eso de traerlos en grupo como para competir, no mola nada. Eso sólo estaba permitido para jóvenes, muy jóvenes, como Marc Forné, Biel Juste, Joan Palá.  Todo lo más, Jaime Beriestain, y Mathias Martin, que tienen planta, o Alfons Tost y Damián Sánchez, cuyo estudio –Store Gallery Studio, en el Pasaje Marimón, 7 de Barcelona-, es una delicia para cualquier proyecto que quiera marcar estilo.

Emilio Flores con Juan Avellaneda

Emilio Flores con Juan Avellaneda

Una presentación fantástica, de tres tops: top uno, porque se hizo en la terraza del hotel; top dos, porque la ofrecía un top; top tres, por los modelos estrella. Y por el resto de invitados, que formaban parte de una Barcelona estilosa y discreta, elegante en su sobriedad eterna. Y a quienes les puede interesar una noticia: la más que probable reapertura de Zacarías, la boite secreta (se entraba por el parking de Francesc Macià, 10) que hizo furor años ha y donde pasaba todo si que no lo pareciera. Y sólo se enteraban los interesados.